Fuerteventura, ¿territorio de movilidad sostenible?

sem

Esta semana se celebra la Semana Europea de la Movilidad, y las diferentes administraciones públicas de la UE se prodigan en la organización de actividades que promuevan la movilidad sostenible en sus municipios. Los municipios del Estado español son de los que más se apuntan al Día sin Coche, por encima de otros países con mayor implantación de políticas de movilidad sostenible.

En Fuerteventura, varios municipios y también el Cabildo Insular se suman a esta Semana con diferentes actividades que fomentan una mayor concenciación sobre el modelo de movilidad adecuada para estos tiempos de cambio climático: paseos en bici, charlas, talleres, toma de espacio público. Todas ellas útiles y necesarias, aunque, desde nuestro punto de vista, a veces anecdóticas y con poca visibilidad. Con esto no queremos echar balones fuera, sino aportar una breve reflexión sobre cómo impulsar un cambio de movilidad real en nuestros municipios.

La movilidad sostenible supone una transformación profunda de cómo enfocamos las necesidades de desplazamiento de la ciudadanía. Como dice la Estrategia de Movilidad de los Gobiernos Locales “Ya no basta con la consideración de los flujos de algunos vehículos, sino que se requiere la comprensión de todo el conjunto de maneras de desplazarse, desde la peatonal hasta la apoyada en transporte colectivo, pasando por la bicicleta o los vehículos motorizados privados; y, también, los desplazamientos de mercancías”.

La movilidad tiene que tener en cuenta todo el conjunto de condicionantes urbanísticos, económicos, institucionales, sociales y culturales que tiene la población a la hora de desplazarse. Y la sostenibilidad enriquece la perspectiva de movilidad hacia las consecuencias que tienen los desplazamientos para el entorno social, ambiental y económico. Nos movemos por lo tanto en un campo complejo que implica muchos ámbitos de actuación y que exige, por un lado, el cambio de enfoque de “tráfico” a “movilidad” y por otro, la sostenibilidad ambiental (ruido, contaminación, emisiones GEI, reservas energéticas, biodiversidad), social (salud, convivencia) y económica (dependencia exterior, equidad global y local).

En Fuerteventura existe un Plan de Movilidad Sostenible 2015-2018 que, parece ser más un plan de transporte al contemplar sin profundidad los impactos de la movilidad actual en la población y el medio ambiente. Su Plan Director propone medidas de mejora para el transporte colectivo, y alguna para el fomento de la bici, pero obviando algunas medidas clave como la pacifiación, sin diferenciación de categorías, sin propuestas para disuadir el tráfico motorizado, y sin aportar recomendaciones para los municipios. En La estrategia española de movilidad sostenible y los gobiernos locales se presentan infinidad de medidas a implantar en los municipios para fomentar la movilidad a pie, en bici y en transporte público, disuadir el tráfico motorizado y sensibilizarnos en esta materia. También nos parece recomendable echar un vistazo al trabajo realizado por la Diputación de Gipuzkoa en este sentido.

En Las Cuentas ecológicas del Transporte podemos ver las implicaciones de nuestro modelo de movilidad y organizarnos para planificar el futuro. Aprendimos mucho en las Jornadas Fuerteventura en Transición del 2014, en las que vimos que, en España, el transporte se lleva el 40% del consumo energético, y de ahí, el 80% es transporte en carretera, 15% marítima y 4% avión. Imaginamos que los números son todavía mayores para Fuerteventura, dependiente del turismo y del suministro exterior.

Hay recursos, también fondos europeos, y hay colectivos sociales trabajando en este sentido, pero planteamos algunas preguntas:

  • ¿Existe un análisis e identificación de los problemas de movilidad y sus impactos en Fuerteventura?
  • ¿Se ha diseñado un conjunto de medidas coordinadas y transversales para que la movilidad sea sostenible en 2030 en Fuerteventura?
  • ¿Existe algún técnico de movilidad en algún municipio o en el Cabildo?
  • ¿Se ha asignado presupuesto a alguna Consejería para impulsar la movilidad sostenible?

Desde Puerto en Bici y Club de la Bici Verde nos reunimos el curso pasado con las Consejerías de Transporte, Participación Ciudadana y Medio Ambiente para reclamar una propuesta insular de movilidad sostenible. Propusimos algunas medidas de movilidad ciclista que se recibieron con interés. Es un comienzo, pero necesitamos más. Solicitamos, sin respuesta, una reunión a la Alcaldía de Puerto del Rosario para reconsiderar su decisión de borrar un carril bici por la protesta de un comerciante. Seguimos reclamando que la movilidad sostenible esté en la agenda de las administraciones públicas y para ello tiene que haber un cambio de enfoque y una apuesta a largo plazo, con voluntad política.

También trabajamos con la Concejalía de Medio Ambiente de La Oliva en la organización de talleres de educación vial, así como con la Escuelas Canarias Promotoras de Salud para sensibilizar a niños y niñas sobre los beneficios de la bici en la salud de las personas y el medio ambiente. El trabajo permanente en concienciación es fundamental, y muy gratificante, para este cambio cultural al que nos enfrentamos, también en movilidad. Sensibilizar en red, involucrando a administraciones públicas, colectivos sociales, policía local, centros educativos, AMPAs.

Por la salud de la población y la del medio ambiente, ¡es la hora de apostar por la movilidad sostenible! Desde Puerto en Bici y Club de la Bici Verde estamos en marcha para recorrer este camino y trabajar en red.

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s