Bicicletada contra la violencia de género. Lajares, 23 Noviembre.

Image

10 personas nos sumamos ayer sábado a la Bicicletada contra la Violencia de Género, que se celebró en Lajares, para reclamar el fin de la violencia machista y reivindicar la igualdad de derechos y oportunidades, en conmemoración del 25 de Noviembre, Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra las Mujeres.

Salimos de Lajares hacia las 11, con botella de agua, plátano, manzana y camiseta “Menos Violencia, Más Bicis”, camino al Calderón Hondo. Chicas, chicos, y una chiquitina, Nubia.

Completamos 15 kilómetros en un marco incomparable de sol, volcanes y mar. La cuesta final, dividió el pequeño pelotón en unidades. Volvimos contentxs de ser parte activa en la construcción de un mundo más sano.

La bici es nuestra pequeña gran herramienta para lograr mayor bienestar y equidad social. Y para poner fin a la violencia machista. Porque nos da libertad de movimiento y porque, ya saben, si sienten malos humos, pedaleen, y verán como esos humos se esfuman.

Pedal a pedal, avanzamos amigxs, que, como decía Zinn, pequeños actos, multiplicados por miles, son los que pueden transformar el mundo.

Gracias a la compañía de Osvaldo, Oligario y los tres compañeros de Protección Civil y Bomberos. Y a la Concejalía de Servicios Sociales del Ayuntamiento de La Oliva, por participar en la organización.

Image

Anuncios

La bici, histórica aliada de la libertad de las mujeres

bici y libertad

la bici elimina barreras a la libertad

La bicicleta ha hecho más por la emancipación de la mujer que cualquier otra cosa en el mundo. Da a las mujeres el sentimiento de libertad y autonomía. Doy gracias cada vez que veo a una mujer pedalear… La imagen de la feminidad libre y sin trabas».  La sufragista norteamericana Susan B. Anthony explicó en 1898 de esta manera cómo la bici se alió con la liberación de muchas mujeres.

La evolución del velocípedo, aquel invento de 1817, se convirtió en una herramienta capaz de empoderar a la mujer y romper el paradigma de hombre independiente productor y mujer dependiente y cuidadora. Tal y como explican Sue Macy en su libro “Wheels of Change” y la historiadora Sheila Hanlon, la bici se convirtió en un símbolo de libertad para los diferentes movimientos que buscaban la igualdad de derechos para mujeres y hombres. Su importancia en el cambio de paradigma social y familiar es enorme. Algunas razones:

Cambia la imagen de la mujer: en el siglo XIX fue decisivo para transformar las relaciones sociales entre mujeres y hombres, cambiando la imagen frágil que se daba a la mujer en Norteamérica y Europa.

Revoluciona la moda femenina: Se llevó por delante las pesadas faldas, los sombreros y los corsés. Se empiezan a usar los primeros pantalones: los bombachos.

Rompe el aislamiento de las mujeres: Las mujeres toman el espacio público y participan en actividades colectivas. Son sujeto político que comienzan a ejercitar sus derechos civiles y políticos,  y también los económicos, sociales y culturales.

Abre la posibilidad de viajar: Permitió a la mujer liberarse de la dependencia del hombre para poder viajar. Las mujeres podían recorrer mayores distancias en un medio de transporte individual.

Movilidad, asumida como derecho humano: Toda persona tiene derecho a circular libremente, dice el artículo 13 de la Declaración Universal de los DDHH. ¿Quién no considera la movilidad un derecho básico en estos momentos?

En el mes que conmemora el Día Internacional para la Eliminación de la Violencia contra la Mujer, queremos hacer un homenaje a todas esas mujeres, valientes, que se lanzaron a las calles para reivindicar la igualdad de derechos y la equidad de género, también sobre una bici.  Desde aquí, les damos las gracias.